LIBRO: «Ovnis: S.O.S. a la humanidad», Juan José Benítez

«Ovnis: S.O.S a la humanidad», J. J. BenítezLa culpa no es mía, no toda. Al menos una parte la tiene la prima de mi novia cuando un día llegó a casa entusiasmada con el libro de El caballo de Troya 1 e hizo que me picara la curiosidad por saber más sobre este escritor cuyos libros encontraba durante mi infancia en todas las estanterías de familiares y amigos sin excepción. La otra parte de culpa, confieso, proviene de mi intención por ir abriendo mis horizontes literarios a géneros y obras de todo tipo: «hay que leer de todo para poder opinar de todo» dijo alguien cuyo nombre no recuerdo (a lo mejor fui yo).

Pero como el volumen de El caballo de Troya 1 no es nada desdeñable, apenas 1000 páginas de tomo y lomo, y como tampoco iba a comerme semejante tocho así por las buenas, decidí comenzar con una obra de Benítez de dimensiones algo más reducidas. Así que, de entre todas las posibilidades de este prolífico escritor me decanté por una de sus obras iniciales que, además, para hacer justicia a mi nuevo principio adquirido de leer «de todo», trata sobre ovnis. Y tiene 232 páginas.

Así que éste es, por tanto, el primer libro que leo del famoso J. J. Benítez y también el primero que leo sobre esta pseudociencia llamada ufología. Quién iba a decírmelo, yo el mega escéptico leyendo sobre ovnis y demás. Pero bueno, haberlo leído no quiere decir que me haya creído esas cosas que cuenta sobre gente que habla con extraterrestes por vía telepática y esas explicaciones que relacionan el mundo sideral con la tradición religiosa católica. De hecho es que no me creo nada de nada de lo que se cuenta.

Pero confieso que el libro arranca de manera muy interesante y confieso también que, aunque estaba realmente ocupado con mis traducciones (trabajo con el que me gano los garbanzos), nada más abrir la primera hoja, ésta me llevó a pasarme media tarde leyendo sin interrupción.

Todas las obras que enfocan su existencia en motivos o premisas reales, sobre todo si se trata de ensayos o crónicas periodísticas, como pretende ser el caso, se dotan de un atractivo irresistible, incluso para los más escépticos. Y es que esta obra de Benítez, publicada en el lejano 1974, es fruto de una noticia que pasó en aquel entonces bastante desapercibida sobre un grupo de personas en Perú que tenían contactos con extraterrestres. A La Gaceta del Norte, periódico para el que trabajaba Benítez, le resultó muy llamativa tanto la noticia como la poca repercusión que obtuvo, de modo que envía a Benítez para que investigue in situ. Así que el libro comienza un poco con cierto estilo detectivesco, con un Benítez declarado escéptico total pero dispuesto a averiguar lo que leches está pasando en Perú.

En sus investigaciones conoce a la gente de IPRI (Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias), cuyos miembros, según afirma Benítez con diligencia, son gente normal que hace una vida normal, que no tiene predisposición a las cosas extrañas u ocultas, que son licenciados universitarios, estudiados, formados, pero que los fines de semana se echan al desierto para ver ovnis en el cielo y conversar con ellos telepáticamente.

Como digo, el libro empieza con las premisas necesarias para enganchar a los escépticos como yo: Benítez es un periodista, es también escéptico, se limita a entrevistar a los miembros del IPRI, transcribe sus palabras y así sucesivamente. Vamos, que uno dice: «esto va en serio; no es, por ahora un cuento de hadas». Benítez explica que la forma de comunicación con los extraterrestres es la vía telepática. Los miembros del IPRI se reúnen en un lugar adecuado con un lápiz y un papel, dejan la mente en blanco y al rato comienzan a escribir los mensajes que los extraterrestres, llamados por los del IPRI «guías», les dictan. A través de estos mensajes les citan para los avistamientos o les explican todas las dudas que les surgen. Así que, como digo, la primera mitad del libro tiene toda la pinta de que la cosa no es una broma.

Pero el caso es que todo se empieza a desmoronar a medida que avanzamos en la segunda mitad y que los miembros del IPRI le explican a Benítez todas sus dudas, muchas de ellas, debo decir, formuladas con preguntas muy lógicas y muy bien planteadas. No sé porqué, pero antes de que ocurriera empecé a sentir un cierto tufillo a secta, a la inminente llegada de temas religiosos (esto es lo bueno de ser escéptico). Y efectivamente en la última mitad del libro, los miembros del IPRI comienzan a explicarle a Benítez la conexión que existe entre los alienígenas y el folclore católico. De hecho, es sorprendente que todo lo que los extraterrestres enseñan (quiénes son, cuál es su cometido en la tierra, qué es el hombre, qué es Dios, etc.) no son más que confirmaciones de lo que se aprecia en muchos (ambiguos) pasajes de la Biblia.

Los alienígenas están contactando humanos (sólo a un grupo selecto) para ofrecerles la sabiduría y las enseñanzas necesarias con el fin de salvarlos de una catástrofe inminente (y aquí estoy yo escribiendo sobre esto 37 años después). Explican que el cosmos está habitado por seres de otros planetas (los que tratan con el IPRI son de Ganímedes y Apu, satélites de Júpiter), que el ser humano es un ser intelectualmente inferior y en comparación con ellos muy limitado, que está condenado a su autodestrucción. Los alienígenas intentan salvar a unos cuantos para evitar nuestra extinción y aprovechar la ocasión para explicarnos la concepción del universo, la que, por cierto, se menciona en las Sagradas Escrituras.

La recta final del libro es un batiburrillo de explicaciones metafísicas sobre el espíritu, Dios y la madre que lo parió, y la razón de nuestra existencia. En muchas de estas páginas Benítez se limita a transcribir lo que los miembros del IPRI le dicen en las entrevistas, pero finalmente encontramos que él se desmarca de todas esas teorías. Al fin y al cabo no tiene ninguna prueba fehaciente, salvo los escritos fruto de los contactos telepáticos que los mismos miembros del IPRI le proporcionan. Entonces llega el ovni.

Benítez, en un alarde de sensatez, les dice que a pesar de todo no tiene bases para creer esa historia y los del IPRI le invitan finalmente a un avistamiento para convencerlo. En el avistamiento, a las afueras de Lima, logran ver al final unas luces muy brillantes que se mueven y desaparecen de manera extraña. Obviamente, Benítez no lleva la cámara de fotos que suele portar en todo momento durante las entrevistas y da los motivos para ello. Entre ellos destaca que los propios miembros del IPRI, quienes le han enseñado a él en varias ocasiones sus propias fotos de los ovnis, le prohíben tomar instantáneas (¿por qué ellos sí pueden y Benítez no? ¿Por qué a pesar de todo, como periodista, Benítez no se saltó esa prohibición?). Así que al final, Benítez dice que lo que vio durante el avistamiento no pudo ser otra cosa que ovnis, aunque no aporta más pruebas que su afirmación. A pesar de que la gente del IPRI no sólo le ha mostrado fotos a Benítez de los ovnis, le ha explicado los tipos de naves y le ha descrito incluso el interior de una de ellas afirmando que todo ello es cierto, sin embargo, Benítez sólo ve unas luces extrañas en el cielo que tienen aspecto en forma de disco. Eso es todo.

En fin, que al final me ha costado bastante terminar este libro. Si lo he hecho ha sido por ustedes (agradezcan), por poder hacer una reseña en este blog y por poder decir que me he leído un libro sobre ufología (algo impensable en mí hace tan sólo unas pocas semanas atrás). La historia, a pesar de los esfuerzos de la gente del IPRI, es insostenible, deja innumerables preguntas en el aire. Si no, ¿dónde está la catástrofe inminente? ¿Si los extraterrestres son todo Amor y Sabiduría, son seres superiores a los humanos, por qué salvar a unos pocos? ¿Por qué ese afán de ocultarse a la mayoría mientras en Perú hay una organización llamada IPRI con sede física y todo que afirma a los cuatro vientos que tiene contactos con los extraterrestres y ve ovnis los fines de semana? ¿Por qué entonces no permiten a Benítez hacer fotos ni divulgan las suyas para que puedan ser analizadas? ¿Por qué los alienígenas llegan en ese preciso momento y no antes en la historia para ayudar con más tiempo antes de la inminente cataclismo? ¿Por qué todo esto? ¿Por qué?

Chi lo sa.

Valoración: 2 sobre 5 (porque el inicio es interesante).

Anuncios

Publicado el 30 junio, 2011 en Benítez, J. J., LIBROS, Literatura española y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Hola, es definitivamente un post muy bueno, la verdad me he reido un montón,se que el tema resulta serio para muchos pero al igual que tu el escepticismo sólo hace que me pareciera además de buena, chistosa tu reseña. Bravo mon amour!

  2. Muchas gracias, hermosa, por tu comentario y disculpa el retraso en responderlo. La verdad es que no era mi intención el que saliera una reseña graciosa, pero quizá haya sido así porque a los excépticos nos cuesta tomarnos en serio algunas cosas y la única manera de tratarlas es con algo de humor. ¡Un beso!

  3. Javier R Jacome A.

    Me llamo javier de machala Ecuador, he querido conseguir el libro pero lamentablemente por aca no encuentro, hasta hace algunos años no me interesaba el asunto, pero un dia el 15 de agosto de 1999 tuvimos un extraño avistamiento y estamos seguros que era una nave alienigena, lamentablemente en el momento nadie tenia una camara, pero las tres personas que observamos el objeto nos quedamos atonitos, desde aquella vez nos comenzamos a interesar por estos tipos de fenomenos y estoy convencido de la existencia de vida fuera de nuestro planeta, y pienso que estos seres nos vigilan porque existe una gran expectativa hacerca de nuestra evolución.

  4. Estimado Javier:

    Ante todo gracias por pasarte y dejar tu comentario. Como habrás leído en la reseña yo me considero un escéptico, lo que no quiere decir que sea un negativista.

    Referente a la historia del libro, que se escribió en 1974, lo que en él se cuenta no se ha podido probar en todo este tiempo. Te hago una pregunta: ¿tú crees que si el fenómeno de los ovnis fuera real no habría salido en la «prensa seria» ya en forma de artículos documentados con pruebas gráficas? ¿No crees que este fenómeno, de descubrirse, supondría un acontecimiento mundial sin precedentes con televisiones, periódicos, radios, blogs, etc. comentando sobre el tema? En todos los años que se lleva hablando de este tema, en ningún momento las circunstancias han sido tan claras e inequívocas como para aceptar la teoría de la existencia de seres extraterrestres, a lo sumo se ha comprobado la caída de meteoritos, es decir, rocas inertes del espacio que impactan en la Tierra. Y vuelvo a repetirme, no niego que existan, pero no acepto que me digan que existen sin pruebas científicas por delante.

    Gracias por tus palabras y un saludo,
    Daniel

  5. Cesar Lozano Huaracha

    He leido el libro, pero que lástima que solo se me mencione en una pequeña parte, cuando yo soy quien los salvara de este mundo que ya se termina, precisamente yo firmare todos los pasaportes hacia Morlen, que paso, que paso? JJ Benitez?
    Firma con todo cariño

    OXALC
    Chief & Comander
    Ganimedes Enterpises Corp.

  6. Fabian Aquije Saavedra

    Aviso de ocasión:
    Remato por viaje a otra constelacion mi tradicional OVNI. Casi nuevo, solo tiene unos 8.4760 E-10 kilometros de recorrido, casi nada para el transito espacial, ademas cuenta con 3 reactores de impulso antimateria de los cuales siempre he usado uno, cuenta con tres dormitorios para viajes largos y bar con cerveza romulana, entra y sale de la gravedad de cualquier planeta en menos de 12 para-segundos siendo superado solamente por el Halcon Millenium de Han Solo, con capacidad para 3 tripulantes y 15 pasajeros, escafandras standard (abstenerse cabezones de otras galaxias). Precio ofertado 15,300 creditos de la República (legalizados en más de 7 sistemas estelares)
    Cualquier informacion dirigirse a mi numero estelar: 000-01110001111-11-001-11.
    En caso no me encuentre dejar su mensaje con el Sr. Spock y apenas regrese de Alfa Centauro le estare contestando.
    Atentamente

    Antar Sherart
    Comander & Chief
    SS-Excelsior from Pleyades

  7. Nonato Feto do Nascimento

    Estimado señor Sherart, aceptaría un cambio de su OVNI por mi viejo volocho? (aqui en la tierra le llaman escarabajo de volkswagen), que dice?
    Si está interesado envieme su respuesta a este correo o lo invito a mi barrunto (barrio o lugar de residencia) que es muy bonito y con gente que mata por conocerlo.
    Saludos

    Nonato Feto do Nascimento
    Favela de Cerro Colorado
    Rio de Janeiro – Brasil

  8. Adrián Echavarria

    Por qué a algunos y no a todos? pues miren la lógica, si salvaran a todos incluirán a matones, ladrones, violadores y un montón de delincuentes y también se incluyen mentirosos, ambiciosos y traidores, entonces, vuélvase a preguntar ¿por qué no a todos? solo se salvaran aquellos que tienen el nivel de amor necesario para salvar lo que quedara de la humanidad y la respuesta es muy obvia querido amigo.

  9. Gracias por la reseña, yo no he sido capaz d leermelo entero y aun menos ganas q tengo despues de leer tu resumen. El q esta historia sea cierta en mi opinion no invalida la teoria d vida alienigena. La soberbia humana ya se comprobo varias veces, por ejemplo con galileo. Yo no tengo ninguna duda d q no estamos solos pero tampoco tengo pruebas irrefutables, en mi opinion solo hay q utilizar el sentido comun y darse cuenta q como no va a haber mas vida q la nuestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: