PELI: «Concursante» (España, 2007)

No conocía a Rodrigo Cortés hasta que empezaron a hablar de él por la película «Buried», que está arrasando en los EE. UU. «Concursante» es el primer largometraje de este joven director, una cinta muy ambiciosa que cuenta la historia de un profesor asociado de origen argentino, Martín Circo (Leonardo Sbaraglia), que gana el premio más grande de la historia de la televisión: 3 millones de euros en productos de diversa índole, coches, avionetas, yates, ropa y calzado caro, etc. Lo que en un principio hace suponer que con tanto patrimonio su vida está arreglada, sólo es un mero espejismo. Es más, su pesadilla acaba de empezar.

Al poco de recibir los premios empiezan los gastos. Para empezar, Hacienda le solicita en concepto de aumento del patrimonio prácticamente el 50% del valor de los premios, o sea, aproximadamente 1,5 millones de euros que él  no tiene. Y como colofón, varios de esos premios empiezan a generar gastos desde el primer día, como la matriculación de la avioneta y el yate, que son varios miles de euros que él tampoco tiene. Eso sin contar los gastos ocasionados por el alquiler del hangar y del reservado del puerto, respectivamente.

Aconsejado por su novia, se deja seducir para adquirir un crédito en un banco, poniendo como aval todos los premios, y poder así pagar a Hacienda (algo ineludible ya sólo por recibir los premios) y los gastos que éstos le van generando. Ahora lo que le queda es ir vendiendo algunos premios para obtener líquido, pero cuál es su sorpresa cuando descubre que la venta de esos objetos le supone pérdidas, pues nadie está dispuesto a comprar una avioneta o un coche, aunque esté nuevo, por el precio original. La pesadilla ha, pues, comenzado.

La película es entretenida básicamente por la manera en que está contada, con escenas adrenalíticas de ritmo trepidante y altas dosis de efectos especiales:

Y porque el tema de los abusos financieros perpetrados por los bancos se pone sobre la mesa sin tapujos. Viene a decirnos claramente que los bancos y entidades financieras nos están engañando, controlando y manipulando con total impunidad. Casi podría afirmarse que esta peli es todo un tratado de economía. He apuntado algunas frases dignas de recordar:

  • ¿Por qué los principales bancos nunca salen afectados por los ciclos negativos o crisis profundas de la economía, sino que por el contrario ganan más en tales momentos? Se diría que anticipan esos ciclos, ¿verdad?, tal vez saben como crearlos.
  • La cifra diaria de dinero electrónico globalizado es de dos billones, con “b”, de dolares.
  • Sólo el 5 % de dinero que circula en el mundo es real, puede tocarse y olerse, el 95 % restante es dinero falso, ficticio.
  • La economía es un arma. Gracias a políticos y economistas vivimos en un mundo irracional.
    Hay que crear la gran mentira de que los bancos son solventes. No lo son. Están al borde de la quiebra.
  • El mayor deseo de los bancos es que no les paguen para quedarse con los bienes concretos. ¡Traten de devolver un crédito antes de tiempo, a ver qué cara les ponen!
  • La gran ética de usureros bancarios consiste en “como convertir a la gente en esclavos del Banco por nada y a cambio de nada”.
  • Estamos acostumbrados. Estamos ciegos. Estamos en el paraíso de la usura legal.

Respecto al reparto, pues qué decir de Leonardo Sbaraglia. Trabaja muy bien. Todavía no he visto una película en la que no me haya gustado su interpretación. Los demás actores están solventes. Tampoco es que tengan ocasión de lucirse porque el protagonismo y la historia gira entorno a Sbaraglia. El trabajo de dirección, edición, escenografía y efectos especiales me parece que están incluso algo por encima de ese guión tan valiente en el que yo encuentro un detalle que no me termina de convencer: ¿cómo es posible que un profesor de historia de la economía que aun sin ser un economista propiamente dicho de seguro que ha tenido que terminar la carrera de Economía pueda ser tan torpe y no prever las consecuencias de contratar ese crédito absurdo dejándose llevar por su novia? Es difícil de creer que alguien precisamente experto en un tema relacionado con la economía no sepa los riesgos que entraña la situación en la que se ha metido al ganar el premio, aunque sólo sea un experto en historia y no en alguna disciplina más práctica de la economía. Por muchas vueltas que le doy no me convence. Habría sido más lógico que el concursante hubiera sido alguien culto (para poder ganar el concurso), pero a la vez completamente lego en materia de economía, por ejemplo un escritor o un periodista. Ahí habría sido más lógico y creíble toda esa sucesión de errores que comete a lo largo de la cinta.

De todas formas, «Concursante» merece ser vista. No hay muchas películas en el panorama del cine español que nos hagan reflexionar y coja un tema complejo y polémico para denunciarlo abiertamente como lo hace ésta. Seguiremos muy de cerca a Rodrigo Cortés.

Valoración: 3,5 sobre 5.

Anuncios

Publicado el 24 octubre, 2010 en Películas, películas españolas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Buenísma la película, además con mensaje.
    Saludos!

  2. Sí, la peli es buena en general y sobre todo si tenemos en cuenta que es el primer largometraje que hace Rodrigo Cortés. Gracias por pasarte a comentar.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: