PELI: «Machete» (EE.UU., 2010)

Me parece importante empezar diciendo que he visto otras películas de Robert Rodríguez y me han gustado/entretenido bastante. Por ejemplo Sin City, From Dusk Till Down (Abierto hasta el amanecer), Desperado, Four Rooms, El Mariachi. No es ni mi director ni mi estilo favorito de cine de entretenimiento, pero confieso que a mí, al menos las mencionadas, me entretuvieron bastante.

Sin embargo, «Machete» es otra historia. Es una peli que contiene los elementos típicos de las anteriores creaciones de su realizador, especialmente violencia explícita y gratuita, ríos de sangre y vísceras, escenas esperpénticas, tías buenas en pelotas, balas por doquier, mafiosos supermalotes y héroes de pocas palabras que escupen, cuando hablan, máximas a lo Humpfrey Bogart. Es otra historia porque creo que Rodríguez ha producido una mala imitación de sí mismo, un refrito quemado de sus anteriores creaciones que sabe a eso, a culo de cazuela pasada.

Y dicho esto, todavía no he ido al tema que me interesa. Y es que el argumento tiene su eje central en la inmigración ilegal que entra a los EE.UU., principalmente, desde México. Los que me siguen saben que la inmigración es uno de los temas que más me preocupan.

«Machete» cuenta la historia de un ex agente federal mexicano, conocido por el nombre de… Machete, que se ve obligado a dejar México debido a un enfrentamiento con el narcotraficante más peligroso del momento y en el que éste mata a su mujer de manera cruel. Así pues, Machete entra ilegalmente a los EE.UU. Pronto es contratado para asesinar al senador conservador y racista John McLaughLin (Robert DeNiro) que basa su campaña política en ataques a la inmigración ilegal. Viviendo en la precariedad, a Machete no le queda más remedio que aceptar el trabajo y llevarse los 150.000 dólares que le ofrecen por realizarlo. Por otro lado está Luz, una activista que se dedica a ayudar a inmigrantes ilegales a cruzar la frontera con la condición de que éstos presten su ayuda o favores cuando se necesite. Es lo que llaman La Red. El día en que Machete debe asesinar al senador le tienden una trampa. Un francotirador le dispara y después dispara a las piernas del senador con la intención de hacer creer a la opinión pública que el asesino es Machete. Sin embargo, éste sobrevive a sus heridas y es ayudado por otros inmigrantes que pertenecen a La Red. El resto es la venganza de Machete y su intento por descubrir quién está detrás de la trama conspirativa.

Creo que Rodríguez ha creado una trama que se le ha salido de las manos, una historia algo complicada tratada a la vez con ligereza que no termina de funcionar. Ha tomado la inmigración ilegal para hacer uno de sus típicos shows con mucho ketchup, mucha bala, mucho gore y mucho cutrerío. En sus anteriores películas la fórmula funciona porque todos los elementos de la historia que nos pretende contar de alguna forma están armonizados. Algunos dirán que aquí aparece la polémica eterna de si es justo o ético utilizar un tema serio como la inmigración para hacer un producto visual de consumo, vacío y absurdo. A mí me parece una idea muy desafortunada. Muchísima gente muere todos los años en las travesías por cruzar la frontera de los EE.UU. Detrás de la inmigración ilegal hay historias de seres humanos que sólo buscan una vida mejor, más justa, con más posibilidades, con un mejor porvenir. En «Machete», Rodríguez utiliza el tema de la inmigración para hacer un cocido sin sabor, una orgía pirotécnica absurda, una mala caricatura visual de si mismo. La película parece querer denunciar el drama de la inmigración y abogar por los derechos de los indocumentados porque son también seres humanos. Véase la desteñida arenga que la agente Sartana (Jessica Alba) pronuncia a un grupo de indocumentados mexicanos. Pero la puesta en escena, los petardos y las piruetas de circo terminan imponiéndose y tomando todo el protagonismo.

Cuando uno va a ver una película de Robert Rodríguez lo normal es dejar el cerebro fuera del cine para recogerlo a la salida. Esto no es una ofensa o una crítica negativa. A veces nos apetece ver una película de acción alocada y como ya he dicho, Robert Rodríguez tiene varias cintas más que notables en este género. Pero cómo será «Machete» que hasta con la ausencia de neuronas algunas escenas son tan absurdas y válidas para nada (¿sabían que los intestinos de un hombre tienen una longitud 10 veces mayor al cuerpo del hombre?) que dan ganas de preguntarse realmente y de una vez por todas: ¡¿Pero qué demonios hace Robert deNiro en semejante bodrio?!

  • Valoración: 1,5 sobre 5 (y estoy siendo demasiado generoso).
  • Dificultad lingüística: media tirando a alta (lenguaje coloquial y vulgar, diálogos rápidos).
Anuncios

Publicado el 20 octubre, 2010 en Películas, películas estadounidenses y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. como ud dice, aveces uno apetece ver una película de acción, rios de sangre y víceras… creo Machete puede ser todo eso y más… o eso espero.
    aún no he tenido la oportunidad de verla, pero cuando lo haga volveré para opinar 😉
    lo invito a http://elfantasmadelatolva.wordpress.com/

    • Hola Wilfo87, como digo en mi humilde crítica, Machete es un revuelto de las fórmulas a la Rodríguez que, en mi opinión, fracasa por emplear el tema de la inmigración ilegal con fines lúdicos.

      Gracias por pasarte por aquí.

  1. Pingback: «Red» (EE. UU., 2010) « Diario de visionados

  2. Pingback: «Predators» (EE. UU., 2010) « Diario de visionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: