PELI: «4 luni, 3 saptamini si 2 zile» («4 meses, 3 semanas y 2 días», Rumanía 2007)

Recomiendo ver esta película a todos aquellos a los que les gusta ver cine del bueno, directo, sin tapujos, bien contado, bien interpretado, sin ninguna fisura en la realización ni en el guión ni en nada; a aquellos que aprovechan las buenas historias aunque éstas sean de las que cuentan las facetas más sórdidas del ser humano.

Esta es la primera película rumana que veo en mi vida y no podía haber sido un mejor comienzo. Todavía sigo impresionado e impactado por la historia que nos cuenta y por el trabajo de los actores (¡todos ellos!). Antes de verla no tenía ni idea de quién era Cristian Mungiu, pero ahora, de seguro que este realizador estará en mi lista de directores a seguir muy de cerca.

«4 luni, 3 saptamini si 2 zile» cuenta la historia de dos amigas, Otilia y Gabita, estudiantes que comparten habitación en una residencia en Bucarest durante los últimos años del comunismo en Rumanía. Gabita está embarazada y completamente decidida a abortar, pero esto está penado con la cárcel en aquel régimen totalitario. Recomendada por una amiga, decide contratar a un doctor para que le practique un aborto clandestino en la habitación de un hotel.

Si nada es fácil en semejante régimen totalitario como lo era la Rumanía de Ceaucescu imagínense lo que debe ser cometer un delito de manera consciente. Ya sólo el hecho de reservar la habitación en el hotel se revela como algo bastante complicado. Todos hacen muchas preguntas, la sombra de la sospecha es omnipresente y el espectador siente la creciente tensión que va generándose prácticamente desde el principio, donde queda claro que vamos a acompañar a Otilia a lo largo de ese dramático día en el que se desarrolla toda la acción. Nadie debe saber, ni siquiera los más allegados hasta que se haya llevado a cabo (ni siquiera el novio de Otilia que se huele algo raro pero que no acierta a prever qué será, sólo ve a una Otilia ida, tensa, sumida en sus propios pensamientos). La cámara, o sea nosotros, vamos a estar con Otilia en todo momento y nos va a hacer sentir la inquietud y el miedo que ella siente. En ese sentido me gustaría resaltar la escena en la que Otilia, invitada a la cena de cumpleaños de la madre de su novio y ante la imposibilidad de escaparse del compromiso, llega a la casa y se sienta a la mesa del salón de la casa donde ya están los familiares cenando con espíritu festivo. La escena que menciono es aquella en donde vemos a Otilia sentada en el centro de la mesa, rodeada por la familia del novio, todos alegres y conversando sobre temas que a ella ni le van ni le vienen porque en lo único en que puede pensar es en su amiga en el hotel, a la espera de consumar el aborto. Esta escena dura más de siete minutos ininterrumpidos. Siete largos minutos en los que vemos cómo Otilia está en otro mundo, consumida por la preocupación.

En la película hay varias escenas de bastante duración y este estilo me ha sorprendido por la dificultad que entraña. Los actores deben conocer perfectamente el guión y estar preparados para improvisar en caso necesario o de lo contrario habría que volver a repetir la escena. La cámara no se mueve y en algunas pocas escenas podemos comprobar que hay dos rodando en ángulos distintos. El resultado es un poco cargante, pero imagino que ésa es la intención de Cristian Mungiu, hacernos sentir que el tiempo se ha congelado en esa helada habitación de hotel donde un doctor sin escrúpulos podrá la guinda al esperpento.

Creo que es necesario advertir a aquellos que estén en contra del aborto o a las personas sensibles que se abstengan de ver esta película. Es explícita con todo el tema de la interrupción voluntaria del embarazo. El médico da todo tipo de información detallada sobre el tipo de aborto que va a practicar y hay algunas imágenes algo fuertes. Sin embargo, creo que esa sordidez y ese tratar la cuestión sin tapujos es otro elemento en su favor. «4 luni, 3 saptamini si 2 zile» es una historia de supervivencia, de amistad, de soledad, una película que se queda en la memoria incluso con el paso del tiempo, algo que muy pocas consiguen actualmente.

  • Valoración: 4,5 sobre 5.
  • Dificultad lingüística: alta (no sé rumano, pero tras ver la película con subtítulos es fácil afirmar que quien quiera verla en versión original sin éstos, precisa de grandes conocimientos de rumano: lenguaje coloquial, en ocasiones varios actores hablan y se interrumpen a la vez, parte importante de la película contiene lenguaje médico).

 

Anuncios

Publicado el 11 octubre, 2010 en Películas, películas rumanas y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: