LIBRO: «La hojarasca», Gabriel García Márquez

Fascinado por la lectura de Amor en los tiempos del cólera he leído varios libros de Gabriel García Márquez siempre con mucho deleite. Hace ya algún tiempo cayó en mis manos La hojarasca, que leí con verdadera curiosidad y pasión, pues no en vano es la primera novela del escritor colombiano y yo de alguna forma profeso cierto gusto por leer las operas primas de grandes escritores. Siento una especie de curiosidad por descubrir cómo fue la iniciación en el siempre fascinante y rico mundo de la ficción literaria.

Gabriel García Márquez escribió La hojarasca en 1955 cuando ya contaba con bastante experiencia y renombre como periodista y escritor de cuentos y relatos cortos. Por lo tanto no se puede afirmar que fuera ajeno al mundo literario o realmente un novato cuando publicó esta obra. Hay algunas curiosidades entorno a La hojarasca, como que Gabo la escribe en la parte posterior de unos «aburridísimos boletines de aduana» a petición de la editorial bogotana Losada. El manuscrito, no obstante, termina pasando a la editorial Zipa, la cual le informa a Gabo que el libro está listo, pero que el editor encargado de la publicación ha desaparecido y él tiene que pagar los gastos de la publicación. Gabo accede y paga los costes, pero para más inri se ve obligado a distribuirlo él mismo yendo de librería en librería intentando que los libreros se lo compren.

Aunque Gabo haya afirmado en varias ocasiones que apenas lee lo que publica o incluso que no le gustan sus primeros escritos, la crítica, de forma prácticamente unánime, encontró en La hojarasca a un escritor con una exquisita habilidad narrativa capaz de plasmar la realidad y la condición latinoamericana y de crear personajes complejos y conscientes de su mundo. Un narrador que se acerca a la manera de contar de escritores tan importantes como Kafka o Faulkner, ocupando así un espacio vacío en el cosmos literario latinoamericano.

En cumplimiento de la promesa que una vez hizo, el Coronel, un viejo medio ciego y enfermo, se dispone a enterrar al doctor del pueblo, recientemente fallecido, consciente de que esto supone un enfrentamiento directo contra todo el pueblo de Macondo. El motivo es que muchos años atrás el doctor se había negado a asistir a un herido de muerte de la guerra, cayendo sobre él, a modo de maldición, la enemistad y el encono de todo el pueblo. Ahora el doctor ha muerto y la gente del pueblo, enterada de la noticia, se prepara para evitar que el Coronel lleve a cabo la promesa de darle sepultura.

Toda la acción narrativa comprende el tiempo que va desde las dos y media hasta las tres de la tarde de un miércoles 12 de septiembre de 1928: treinta minutos que se extienden como sólo la sensación del tiempo se alarga irrealmente en la conciencia de los hombres. Sin embargo, la historia es contada no por un personaje o un narrador omnisciente, sino por los cuatro personajes principales, a saber: el Coronel, su hija Isabel que lo acompaña, el hijo pequeño de ésta y el pueblo de Macondo, lo que da una sensación de conjugación de personalidades, de crisol de voces y expresiones y puntos de vista.

La novela presenta muchos de los elementos recurrentes de la obra de Gabriel García Márquez, entre los que destaca la aparición por primera vez del pueblo de Macondo, la reflexión sobre la vejez, la tensión invisible propia de una sociedad rural, de ese aislamiento de la conciencia social de los pueblos, donde perviven aún las creencias y supersticiones primigenias.

Anuncios

Publicado el 20 septiembre, 2010 en García Márquez, Gabriel, Literatura colombiana y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: