PELI: «Good Bye, Lenin!», (Alemania 2003)

Año 1989, Alemania del Este. Alexander es un joven desencantado con el mundo que le ha tocado vivir, el de un Estado comunista que está a punto de desaparecer. Tiene una hermana egoísta e irresponsable, una madre, que tras sufrir el abandono del marido, se hace devota al Partido único, pocos amigos y todavía menos expectativas de futuro. La tarde que decide participar en una marcha contra la rigidez del régimen comunista, su madre, que se dirige a una celebración oficial invitada por el Partido, lo ve a distancia siendo golpeado por la policía antidisturbios y cae fulminada al suelo. Los médicos le diagnostican un paro cardíaco e informan a Alexander de que ha entrado en coma y que es muy probable que no se recupere de ese colapso. Pero pasan varios meses, ocurre la caída del Muro de Berlín, el mundo sufre una de las transformaciones más drásticas y relevantes de la historia moderna y la madre de Alexander despierta del coma. Éste lo primero que decide es llevarse a la madre a casa, pero los médicos pronostican que no le queda mucho tiempo de vida y que en todo caso han de evitarse momentos de estrés, pues su salud es tan frágil que una situación agitada podría causarle la muerte.

Good Bye, Lenin! es una original historia que satiriza con maestría el momento de la reunificación alemana, la desaparición de un mundo y de la división del orden mundial en dos polos contrapuestos. Todo ello sin tomar parte por ninguno de los dos lados y empleando la ironía y la comedia para resaltar lo absurdo de un régimen totalitario. Me parece que no hay ninguna duda en que la historia está bien contada y concebida con originalidad. Alexander se desvive para hacer creer a su madre que el muro sigue ahí, que el mundo sigue dividido en dos bloques, que el Partido sigue controlándolo todo. Para ello tendrá que ingeniárselas y encontrar los alimentos típicos y únicos de la RDA que durante la reunificación han desaparecido casi en su totalidad para dar entrada a productos del Oeste; tendrá que pedir a los vecinos que colaboren con la farsa en una hilarante escena en la que celebran el cumpleaños de la madre que aún guarda reposo en cama; tendrá que, en definitiva, crear y recrear el mundo que acaba de morir, para que su madre pueda seguir viviendo.

Esta película es también un pequeño repaso nostálgico de ese mundo que ya no existe, aunque sólo hace unos 20 años que se extinguió. La vi por primera vez en un cine de Würzburg (Alemania) en 2003, el año que se estrenó, y hablando con algunos amigos alemanes del Este me enteré de que para el público en general, incluidos los alemanes del Oeste, hay muchos guiños y detalles que sólo pueden captar aquellos que vivieron en la Alemania comunista. Es una peli muy bien equilibrada, a mi parecer, que combina el drama, la comedia y la nostalgia con un resultado excelente. Tiene escenas memorables, de esas que se quedan para el recuerdo y es de seguro una de las películas alemanas más aclamadas de los últimos tiempos. Muy recomendable.

  • Valoración: 4 sobre 5.
  • Dificultad lingüística: alta (los actores hablan muy rápido y en dialecto berlinés, que en ocasiones es difícil entender enteramente).

 

Anuncios

Publicado el 20 septiembre, 2010 en Películas, películas alemanas y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: