LIBRO: «The Call of the Wild» («La llamada de lo salvaje») , Jack London

«The Call of the Wild» es probablemente la novela más famosa de Jack London. Fue publicada en 1903, seis años después de que el autor probara fortuna durante la llamada fiebre del oro que transcurrió entre los años 1897 y 1899 en la región del río Klondike en Alaska y, por extensión, en toda la zona noroeste de Canadá. Alguien descubre oro en el lecho del río Yukon y la noticia corre como la pólvora por gran parte de los Estados Unidos. En julio de 1897 Jack London se embarca junto con el capitán James Shepherd, el marido de su hermanastra, para probar su propia suerte. Las extremas condiciones climatológicas hacen mella muy pronto en la salud del capitán y le obligan a regresar a casa, pero London se queda. La expedición desembarcada se prepara para adentrarse tierra adentro portando un equipo muy pesado y haciendo frente a las dificultades del terreno.

Es en este viaje donde se dice que London encuentra al perro que le sirve unos pocos años después para crear el personaje canino principal de «The Call of the Wild». La experiencia en Yukon, las dificultades por sobrevivir en la naturaleza más extrema, el contacto directo con ésta durante semanas en las que se debe pasar la noche al raso cerca de un fuego que amenaza con apagarse en cada ráfaga de viento helado, el aullido de los lobos merodeando cerca del campamento, todo esto lo vemos reflejado de una u otra forma en «The Call of the Wild» y en «White Fang» (que entre otras cosas cuenta con un trepidante comienzo). London regresa a San Francisco, su ciudad natal, con tan solo 4,50 dólares en forma de polvo dorado. Se presume que de los doscientos mil hombres que participaron en la fiebre del oro solo una quinta parte consiguió llegar lo suficientemente tierra adentro como para realizar una búsqueda en condiciones. Y de esa cifra se estima que tan solo un millar de hombres regresó con el oro suficiente como para poder llamárseles ricos.

Una vez establecido en San Francisco, London decide dedicarse a escribir de manera profesional y con las vivencias todavía frescas de la difícil vida en la naturaleza comienza «The Call of the Wild». El libro es un éxito inmediato, pero London, acuciado por deudas, vende prematuramente los derechos de la obra a su editor por 200 dólares, una cifra nada desdeñable para la época. Sin embargo, el dinero se agota pronto y London vuelve a pasar dificultades económicas. En 1905 escribe a su editor y le comunica que ha pensado comenzar una nueva novela, “una especie de acompañante para «The Call of the Wild»”. Esta nueva novela es «White Fang» (Colmillo blanco).

«The Call of the Wild» es la historia de Buck, un perro mitad san bernardo mitad pastor escocés, que por su corpulencia es robado a su dueño y vendido a unos buscadores de oro que emprenden el viaje hacia el Norte durante el periodo de la fiebre del oro. La evolución de Buck pasa del estado de amaestramiento inicial cuando su vida transcurre de forma plácida y segura en la casa del juez Miller al estado salvaje y primitivo en los bosques del norte después de toda una epopeya. Como bien indica el título, se trata de un proceso de retorno a esa condición donde rigen los instintos más primigenios. Aunque el personaje y las vivencias son las de un animal, la historia ejerce una atracción especial entre nosotros, los humanos, pues para London el regresar a los viejos instintos que se materializa en Buck puede “aplicarse” en los mismos términos a nosotros. La historia ha fascinado a generaciones, sobre todo a las más jóvenes, desde su publicación, pues ha sido siempre prerrogativa de la juventud exigir y defender la pureza y autenticidad de los instintos más libres. «The Call of the Wild» es un canto a la libertad y a la superación personal.

Dificultad lingüística: alta tirando a muy alta. Hay que tener en cuenta dos factores que determinan la dificultad lingüística del texto en su versión original. Por un lado es sabido que la prosa de London se caracteriza por su riqueza de matices y léxico; por otro, el que la fecha de publicación sea 1903, así que estamos hablando de inglés de principios del siglo XX. Mi nivel de inglés es medio, es decir puedo entender textos no excesivamente complejos o técnicos o que contengan mucho lenguaje coloquial o regionalismos, y he tenido problemas para entender algunos pasajes del libro. De todas formas, con paciencia y un buen diccionario a mano es posible avanzar en la lectura sin perderse muchos detalles.

Relacionado:

Anuncios

Publicado el 11 octubre, 2009 en Literatura estadounidense, London, Jack y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: