LIBRO: Trilogía Millenium, Stieg Larsson

Trilogía MilleniumStieg Larsson, un periodista especializado en grupos de tendencia antidemócrata y ultraderechista, metido a escritor de obras de ficción porque se aburre durante los periodos vacacionales que pasa con su novia, es el responsable de una de las obras literarias más vendidas de los últimos años: más de ocho millones de copias en Europa, de las cuales 2,7 millones tan solo en Suecia (fuente Wikipedia en italiano). Su llegada al mundo editorial viene precedida por un halo de misticismo: el de su propia muerte por paro cardíaco justo antes de entregar al editor el último volumen de la trilogía Millenium. Tenía 50 años.

Ya solo este hecho es suficiente como para generar expectación entre aquellos consumidores de best sellers o lecturas de aeropuerto. Pero el problema es que, al menos en el primer volumen, el mejor de la trilogía para el que suscribe estas líneas, Stieg Larsson nos llega a convencer con una historia tan enrevesada como bien hilada que nos recuerda a las mejores novelas policíacas. Para más inri, uno no para de preguntarse cuánto de lo relatado tenga que ver con sucesos reales (en verdad, nada), pues el protagonista de la novela, Mikael Blomkvisk, es un intrépido reportero que mete las narices hasta la cloaca más profunda y apestosa de toda Suecia, con un afán por destapar tramas de corrupción que roza lo suicida.

Como toda historia policíaca, hay un misterio que resolver, y será Mikael Blomkvisk con ayuda de la peculiar Lisbeth Salander quien se encargue de hacerlo. Un rico empresario, Henry Vanger, contrata a Mikael Blomkvist, recientemente condenado a una breve pena de cárcel por haber publicado un artículo difamatorio sobre un importante empresario sueco, para que escriba un libro sobre la historia de la empresa y de la familia, de modo que pueda revisar así los extraños acontecimientos que ocurrieron en 1966 cuando su sobrina, Harriet Vanger, desaparece sin dejar rastro. A pesar de que la popularidad de Mikael está en caída libre y la revista para la que trabaja, Millenium, después del descalabro debido a su último artículo se ha convertido en el hazmereír del mundo periodístico, acepta el encargo de mal grado.

La prosa de Stieg Larsson es parca en detalles y descripciones, sencilla, lineal y escasamente elaborada. Pero no por ello la novela resulta menos intrigante o absorbente. Es más, quizá este rasgo sea el que convierta la lectura del libro en una carrera a la par que se suceden los acontecimientos. He ahí una de las formulas editoriales de éxito: lectura sencilla, argumento cautivador. Sin embargo, para mí este es su mayor inconveniente. Existen muchas novelas policíacas con grandes escritores detrás: Rymond Chandler, Dashiell Hammett, James M. Cain, Paul Auster, Friedrich Dürrenmatt, Manuel Vázquez Montalván, etc. Lamentablemente no es este el caso. Stieg Larsson teje una trama extremadamente complicada y sabe jugar con ella para ir desenredándola poco a poco, pero flaquea, según mi opinión, al manejar el elemento de suspense que caracteriza al género. La historia incluso tiene su trasfondo social en el maltrato del hombre hacia la mujer; la trama es como digo, difícil y complicada; la forma de contarla es aséptica.

El título de esta primera novela «Los hombres que no amaban a las mujeres» es un capítulo en sí mismo. El original sueco es «Män som hatar kvinnor», es decir, «los hombres que odian a las mujeres». Lo primero que uno piensa es que quien no ama a alguien, no tiene por qué odiarlo, puede ignorarlo o desconocerlo. No entiendo, pues el cambio tan radical que imagino ha sido decisión del editor. Aunque tampoco me gusta el título dado a la versión inglesa «The Girl with the Dragon Tattoo» haciendo mención directa al tatuaje que cubre la espalda de Lisbeth Salander. Me sigue pareciendo perfecto el título original que además sí da sentido a toda la trilogía. De hecho, éste sería el título que personalmente habría dado a los tres volúmenes y no el de «Millenium», pues al fin y al cabo el Leitmotiv de las tres novelas es precisamente hombres que odian a las mujeres. ¿Pensáis que si se hubiera publicado el título literal el libro habría tenido menos acogida?

El segundo volumen se centra de nuevo en resolver un enigma. Pero esta vez, la carismática pareja Blomkvist-Salander se encuentran en bandos separados. Un asesinato, toda la policía sueca detrás del posible asesino, un nuevo reportaje a la vista con el que Millenium puede volver a dar el campanazo, mafia rusa… En este tomo conocemos algunos detalles de la vida de Lisbeth Salander y poco a poco comenzamos a entender el porqué de su comportamiento arisco y antisocial. La trama se centra principalmente en la investigación policial, en las pesquisas de los policías. Según mi opinión muchos de los detalles llegados a un cierto punto hacen algo pesado el libro, pues el lector, al igual que los policías, comparte la incertidumbre y el tedio cuando la investigación se estanca. A mi modo de ver, se podría haber abreviado un poco. No tenemos necesidad de leer repetidas veces el estado de la investigación cuando un detective le pone al corriente a su superior y cuando éste hace lo propio con el suyo. Sin duda, lo mejor es el desenlace, del que no voy a revelar nada. Es uno de los finales más inesperados que he leído en mucho tiempo y ya solo por él merece la pena llegar hasta el final.

Del tercer volumen se puede decir que es una continuación directa del anterior. Esta última novela constituye un cierre y la solución a todas las incógnitas planteadas en los dos volúmenes anteriores y por tanto es imprescindible para saber quién es el asesino, conocer el motivo o los motivos definitivos por los que Lisbeth Salander es como es y cómo Mikael Blomkvist se las ventila directamente con la mafia rusa y otros poderes que intentarán por todos los medios interponerse para impedir que el bien triunfe. Este tomo es más entretenido que el segundo y la tensión está más equilibrada a lo largo de toda la novela, en la que apenas hay momentos en los que el lector se pueda aburrir.

Anuncios

Publicado el 5 octubre, 2009 en Larsson, Stieg, Literatura sueca y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: